“A los que quieran comunicar la historia de su tiempo, adelante”

Nadie diría que este apuesto norteamericano, de traje ceniza y cabello de un largo mesurado ha narrado tres décadas de conflictos armados por medio mundo. El popurrí de acentos le delata. Nos da las “buenas tardes” en un castellano pulcro, pero particular, que parece la muestra permanente de los incontables sellos de su pasaporte.

Leer Artículo →