Que no, coño, que no puedo pagarle con “visitas” al carnicero


polleria

Nada, no se puede pagar con visitas.

Puesto que está de moda, el otro día lo intenté en la carnicería. Acababa de comprar unas pechugas de pollo y una bandeja de filetes de ternera adobados, poca cosa, cuando el carnicero me pidió casi 10 euros. Intenté pagarle con visitas (de mi web, ya me entienden). Le hablé de gigantesdelaeducacion.com, de cómo en un año y medio se había dado a conocer entre la comunidad educativa y de que la cosa iba en aumento. No coló. El tipo me acabó cobrando los 10 euros.

Después lo intenté con un taxista. Este me pidió más por la carrera de Atocha a la Av. América que el carnicero por los filetes. Volví a detallar las bondades de gigantesdelaeducacion.com. Esta vez, uilicé palabras clave como “visibilidad” y “posicionamiento” y le hice una suculenta oferta, hablaría a todos mis amigos del excelente servicio que prestaba su taxi. Nada. Ni se inmutó. El taxista quería euros, 12 en concreto.

En tiendas de ropa, en el metro, en un restaurante… llevo una semana de intentos fallidos y nada, oye que parece que con visitas solo se les paga a los periodistas. Cada vez son más las personas que nos contactan para publicar en sus webs por poco o nada o empresas que solicitan artículos a precio mísero, eso sí, a cambio de visibilidad: recibimos X visitas al mes, dicen. Estupendo. Pero ya lo he intentado y lo siento: que no, coño, que no puedo pagarle con visitas al carnicero.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s