Momentos ‘whatsapp’ en el metro de Seúl


Texto y fotos de LOLA GARCÍA-AJOFRÍN (prohibida su reproducción total o parcial).

Esperando al metro en Sinchon Station

Metro de Seúl. 16 horas. Sinchon Station. En el andén decenas de coreanos esperan al vagón, conectados a sus handee phones (teléfonos móviles). Con 52,55 millones de móviles operativos –26,77 millones de smarthphones–, Corea del Sur parece un experimento logrado de Steve Jobs.

Momentos ‘whatsapp’ en el metro de Seúl

Juego a adivinar sus conversaciones. Ella sonríe. Duda un momento, y desliza, con la uña raquítica pintada en azul eléctrico del dedo índice, sus palabras. Una ves más, para arriba y para abajo, como un subibaja, sobre un smarthphone cubierto con una funda de plástico rosa.

"Sí" y "no" en un click...

Retuerce los labios. Duda. Como cuando se decide entre lo que se quiere y lo que se debe. Cierra un poco los ojos tras las gafas nerd de pasta negra. Dicho y hecho. Qué fácil es actuar con un teclado. “No” y “sí” deberían ser palabras de una docena de caracteres.

os surcoreanos compraron 11 millones de smarthphones en solo doce meses.

Cifras/números. Como los que unen sus chats a los de otros. Los que engrosan las cuentas bancarias –no de ellos, sino de alguien que, quizás, no use whatsapp–. Los surcoreanos compraron 11 millones de smarthphones en solo doce meses, según un estudio de GfK Korea lanzado en marzo (un incremento del 129% en valor y del 55% en ventas). Lo que se traduce en la venta cada mes de 92.000 teléfonos inteligentes (4 de cada 5 teléfonos adquiridos en el país).

En Corea del Sur, el año pasado se vendieron cada mes de 92.000 teléfonos inteligentes

X está online. No contesta… En los últimos meses, se suceden los artículos que explican en la Red el significado de la ‘V’ (recibido) y las dos “Vs” (recibido y leído en Android, recibido pero puede que no leído, dicen en I-phone) en Whatsapp. También los  que bromean sobre la obsesión por el “doble check” . “No, no hay ningún error en la red, ya leyó tu mensaje”, ironiza Cinismo Ilustrado en este gráfico sobre la ‘Whasapp paranoia’.

Con el móvil en la mano, por si acaso...

Miro al vagón, ya más cerca de Olympic Park. Cuento hasta 42 teléfonos móviles –al descubierto–.

Más de 40 teléfonos al descubierto en un solo vagón.

Ya ni si quiera nos llamamos. ¿Vale lo mismo un beso al teléfono que un “te quiero” por whatsapp? A la industria, al menos no. 5,4 mil millones de dólares, en solo doce meses, ingresó Corea del Sur, por la venta de smarthphones (el doble que el año pasado).

5,4 mil millones de dólares, en solo doce meses, ingresó Corea del Sur, por la venta de smarthphones.

“Usar WhatsApp es como enviar secretos con postales”, titulaba Jon Laiseca de CadenaSer.com en un artículo en el que se refería a los “agujeros” en seguridad de esta aplicación y citaba a Félix Brezo, investigador en seguridad informática del instituto tecnológico DeustoTech de la Universidad de Deusto.

Pero, permite estar tan cerca, tan lejos. Después de todo: ¿dónde termina/empieza la conexión? ¿Lo digital/lo analógico? ¿Quién forma parte más de la vida de esta chica el que recibió el decisivo mensaje o los desconocidos que comparten espacio y oxígeno en el vagón.

Pienso en que si no estuviese distraida con el aparatito se habría dado cuenta de que la hago una foto.

Y… ¿si dejamos, por un momento, el móvil? 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s