Piden donativos vía Paypal


En Lisboa, dos hombres sin techo tienen su propia web, cuelgan las fotos que les hacen en Facebook y piden donativos vía Paypal. Se hacen llamar los ‘Lazy Beggars’ y su próximo reto es abrir un blog.

Lazy beggars

“Ya no necesitas estar cerca de unos sucios y olorosos mendigos… puedes darles dinero (fácil, seguro y, sobre todo, de una forma vaga) con PayPal“. Esta es la ocurrente forma que tienen dos personas sin hogar de pedir donativos en Internet. Dicen –en su web– que son “la nueva generación de mendigos”. Llegamos a ella [www.lazybeggers.com] a través de su propia tarjeta de visita, que nos entregan al pasar a su lado,  en una calle cerca de la Praça do Rossio, en el meollo turístico de Lisboa. Se hacen llamar los “Lazy Beggars” [Mendigos Perezosos] y también tienen email y Facebook. Su próximo reto es abrir un blog, “si no estamos lo demasiado vagos o pobres para hacerlo”.

“Para cerveza”, “Para vino”, “Para whisky”, “Para la resaca”. Con estos carteles escritos con rotulador azul sobre cartones es como Lyndon y Jose llaman la atención de los viandantes, que luego les encuentran en la Red.

Lyndon, de 30 años y pico –“aunque todavía pienso en mi como si tuviese 15 años”, matiza en su web— es ingeniero informático y vive a la intemperie. Otra de las rarezas de esta persona sin hogar, junto a la de ser diabético, “lo más interesante de estar en la calle”.

Fue a la universidad en Canterbury (Inglaterra), pero, “al poco la dejé para aprender malabares, viajar, haciendo auto-stop, etc.”. Trabajó para varias multinacionales y bancos, lo que le obligaba a visitar distintos países cada día, “solo a través de sus taxis, hoteles y aeropuertos; esto me enfermó del todo”, explica.

Así decidió volver a ganarse la vida haciendo malabares y a otro tipo de viajes por Inglaterra, Francia y España. Fue en Granada donde conoció a Jose. Juntos  pasaron siete meses viviendo en una cueva en Sacromonte. Allí se les ocurrió lo de los cuatro carteles:

“Nigel tenía un perro, esto era antes de encontrar a Nemo –el de la foto–  llamado Zom, que necesitaba un poco de comida, así que escribió en un cartel: ‘Para Comida’ y lo dejó delante de él; un poco más tarde, las manos de Nigel comenzaron a temblar –es alcohólico– por lo que escribió otro: ‘Para Vino’ y lo dejó delante de él; esto fue por la noche y a Lyndon le apetecía fumar, de ahí que escribió: ‘Para Porros’, tras lo cual era bastante obvio que José utilizase para él: ‘Para Cocaína'”, ironizan.

Explican que “la reacción que recibimos de la gente que pasaba, en términos de sonrisas y comentarios, fue inmediatamente tan gratificante, que empezamos a trabajar en el concepto desde entonces”.

Jose, canario, de 52 años, también tiene estudios universitarios (Psicología), dice que “antes de los cuatro carteles”, ha tenido muchos profesiones: “Modelo para Bella Artes (desnudo), recaudador de impuestos (Ayuntamiento), técnico en energía solar, carpintero, vendedor de muchas corsas, cocinero, etc”. Revela su secreto: “En mi viaje por la vida se dio la circunstancia (¿destino?) de encontrarme con los seres mas ¡vagos! que he conocido”.

Dicen que a los turistas que les hacen fotos en la calle, les piden que se las envíen, para colgarlas en Facebook. Casi siempre les hacen las mismas cuestiones, así que han decidido responderlas en la web y de paso, sacarle partido. Si les preguntan: “¿Qué coño hacéis con una web?”; ellos contestan: “Somos la nueva generación de mendigos. Bienvenido al siglo XXI”; o “¿Por qué no conseguir un trabajo de mierda?”; ellos responden: “Pasamos 12.08 horas en la calle, y una cantidad ridícula de dinero y tiempo en los cafés con Internet, por lo que, conseguimos literalmente, miles de sonrisas todos los días”. Lo explican: “Algunas personas creen que esto vale dinero, otros no, pero sinceramente creemos que la adición a un momento de felicidad de miles de vidas todos los días es mucho más valioso que el dinero; y es el tipo más gratificante de “trabajo” que existe”.

En la web también tiene un apartado para que les envíes las fotos; una galería, con perros, amigos, agradecimientos, lugares, etc.; sus biografías; la historia de su portatil; lo que dice la gente de ellos; vídeos; para vender postales; el apartado para hacer un donativo vía paypal e incluso un apartado de “lazy fans”. Por cierto, la web es bilingüe –en español y en inglés–, requisito imprescindible para emprendedores del siglo XXI.

Anuncios

Una respuesta a “Piden donativos vía Paypal

  1. Pingback: Dos personas sin hogar piden donativos vía Paypal·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s