Los ‘indignados’ con la enseñanza toman el megáfono


Exigen una educación pública, gratuita y laica, con mayor financiación, democrática e inclusiva. En ESCUELA hemos querido conocer la opinión sindical. CCOO, UGT, CSI-F, STEs y ANPE hablan sobre el 15-M

LOLA GARCÍA-AJOFRIN. Publicado en el periódico ESCUELA, 9 de junio 2011.

La Puerta del Sol aplaude

Aplausos. Pero de los que no hacen ruido. Sigilosos. Como arribó el movimiento, sin previo aviso, decenas de manos en el aire se zarandean para aprobar una votación. Corresponden al grupo de ‘Educación y Cultura’ del Movimiento 15-M, que a escasos metros de la Puerta del Sol madrileña, en las inmediaciones de un conocido centro comercial, en corro, acomodados en los baldosines del suelo, fríos, húmedos –ese día ha llovido— discuten sobre los privilegios de la concertada. La imagen es atípica, por la conversación, porque no se conocen, por la hora. Es cerca de media noche. Los expertos no atinan a definir lo que está pasando en España. Tampoco su prolongación. Pero la educación no es ajena a ello.

Desde que el pasado 15 de mayo la ciudadanía tomase la calle al grito de una ‘democracia real ya’ el resurgir de una concienciación social parece haberse contagiado. De los cuarenta acampados que se quedaron a dormir aquella noche a los decenas de miles que han llegado a concurrir en el KM 0. También en los barrios y pueblos, a los que ahora se han extendido las asambleas, estos días se habla de democracia más que nunca. Dicen los más veteranos que “esta generación será el relevo de los que luchamos en la transición por conseguir la democracia que ellos se encontraron”, como asegura un matrimonio que de manera espontánea se ha acercado a unos jóvenes en la plaza de Sol. Por eso, sorprenden las escasas manifestaciones que desde el sector sindical se han enunciado respecto al movimiento.

El pasado 28 de mayo, el grupo de trabajo de ‘Educación y Cultura’ del Movimiento 15-M consensuó unos puntos mínimos para la mejora la enseñanza en España. Exigen una educación pública, gratuita y laica, con mayor financiación, democrática e inclusiva.¿Qué opinan los sindicatos al respecto? Ante las mínimas manifestaciones, en ESCUELA les hemos tirado de la lengua.

Indignados. FOTO: Lola García-Ajofrín

“El movimiento 15-M responde al hartazgo de la juventud de escuchar que pertenecen a una generación perdida que se revelan para decir ‘aquí estamos’, además la sociedad civil manifiesta el descontento ante las políticas actuales”, afirma el secretario general de Federación de Trabajadores de la Enseñanza de UGT (FETE-UGT), Carlos López Cortiñas. Coincide en este punto con José Campos, secretario general de la Federación de Enseñanza de CC.OO, que considera que “son la lógica respuesta de un sector de la población, especialmente jóvenes sin esperanza ante una política ultraliberal que les manda a la precariedad y a la marginación social”. Va más allá: “han conseguido poner nerviosos a los gobernantes del país. Esta presión debe continuar y conducir sus propuestas políticamente. Esperemos que no se cansen”.

De los cinco principales sindicatos del sector, solo la Confederación Intersindical, en la que están integrados los STEs, manifestó públicamente su apoyo al movimiento, el pasado 20 de mayo, mediante un comunicado. “Compartimos esa preocupación e indignación” de un movimiento “que genera esperanzas y aúna voluntades para construir –desde la base- una sociedad mejor”, reconoce a este periódico Voro Benavent de STEs que asegura que “las críticas que se formulan desde este movimiento ciudadano coinciden con muchos de los análisis que hemos venido haciendo también con respecto a la nefasta gestión que se estaba haciendo de la crisis” y cree que “supone un aire fresco de imprescindible rebeldía frente al actual panorama social, político y sindical”. También Cándido Méndez, secretario general de UGT, reconoció haces días, que el 15 M es un movimiento que parte de la sociedad civil que “nos expresa planteamientos muy coherentes”. En CSI-F Enseñanza, su presidente nacional, Eliseo Moreno, asegura que, aunque coinciden en el sentimiento de reivindicación de fondo –“se trata de un grito de desesperación, una llamada de alerta a la clase política, cada vez más alejada de la ciudadanía”— han preferido ser prudentes porque él no habla como ciudadano sino como presidente de CSI-F Enseñanza. La vicepresidenta de ANPE, Carmen Guaita es algo más escéptica: “En los primeros momentos, este movimiento ha tenido un gran protagonismo mediático y parecía que podía influir en la campaña electoral, demasiado centrada en los propios partidos y sus divergencias y alejada de los problemas ciudadanos. Ahora ya deben buscar nuevos caminos y aportar soluciones más concretas porque los cauces desde donde pueden abordarse realmente los problemas son las instituciones de nuestra democracia”.

Todos, de un modo u otro, dicen que han pasado estos días por la Puerta del Sol. Expresamente, como en STEs, “hemos estado en Sol pero también en muchas de las ciudades donde se están realizando acampadas: Barcelona, Valencia, Sevilla, Zaragoza…”, subraya Voro Benavent; o en CCOO, “muchos días y nos hemos interesados por sus propuestas y sus acciones”, reconoce José Campos; no como sindicato, “muchos afiliados de UGT ven con simpatía este movimiento”, asegura Carlos López Cortiñas, pero sin quitarles el protagonismo, “ya que tenemos claro que la iniciativa es de ellos”, añade; o aunque sea de paso, “la sede nacional de ANPE está al lado de la Puerta del Sol”, explica Guaita, que sortea la pregunta. Entramos en materia. El grupo de trabajo de Educación y Cultura ha consensuado cuatro puntos mínimos sobre los que seguirá trabajando. En el primero de ellos, sobre la educación pública, gratuita y laica en todas las etapas, se exige “el fin inmediato de la cesión de suelo público y de la gestión de lo público por partes privadas; la eliminación de las subcontratas en educación (plan REFUERZA , plan PROA y otros) y no a la externalización de servicios (limpieza, comedores,etc.) ni en la educación formal ni en la no formal; así como la eliminación progresiva de los conciertos educativos y la creación de un pacto educativo ajeno a los intereses del partido gobernante”.

En el segundo punto se habla del incremento del gasto público (establecimiento del PIB para educación en un 6%). En el tercero, sobre la democratización de todas las estructuras educativas y culturales; y en el cuarto, se exige que “toda ley educativa sea inclusiva y tenga como finalidad el desarrollo integral de la persona”. ANPE, de estos puntos, solo se manifiesta a favor de un pacto de Estado por la educación, “por el cual hemos trabajado mucho”, puntualiza Guaita. Sobre el resto, considera que “algunas propuestas presentan un cariz demasiado maximalista –supresiones de sistemas ya consolidados o de acuerdos internacionales— y otras, demasiado minimalistas: ninguna mención al fracaso escolar ni a las condiciones del profesorado, ni a las ratios ni a la conciliación vida- trabajo de las familias”. “Para nosotros son propuestas algo decepcionantes”, afirma. “Sin entrar en detalles”, en UGT valoran que “el movimiento 15M tenga reivindicaciones para un modelo de educación”. “Con matices”, puntualiza Campos, desde CCOO, “y añadiríamos algunos más”; “En algunos puntos les veo despistados, pero entendemos sus reivindicaciones sobre la escuela pública, la cual hemos pasado de apoyar totalmente a dejarla al margen”, reconoce Eliseo Moreno; “plenamente”, según STEs, “la educación pública debe ser el eje central del sistema educativo y debe ser una educación democrática, laica y al servicio de las personas más desfavorecidas”, justifican.

Hartos, sin pan. FOTO: Lola García-Ajofrín

La pregunta se hace inevitable: “¿Por qué creéis que muchos jóvenes que no salieron a la calle el 29 de septiembre sí salieron el 15 de mayo?”, les hemos preguntado.

“Seguramente las reivindicaciones que se plantearon no respondían a sus inquietudes inmediatas”, expresa López Cortiñas. “Muchos de ellos sí salieron, pero no han sabido comprender los acontecimientos posteriores que se dieron por parte de los agentes sociales”, añade José Campos; “posiblemente porque esta ha sido una protesta surgida ante un evidente desencanto de la gente joven ante las escasas expectativas de empleo y una necesidad de hacer oír su voz”, explica Guaita.

Todos reciben el toque de atención: “Este hecho se debe, si duda, al descrédito que una parte de los partidos políticos o del movimiento sindical tiene entre la población de todas las edades”, reconocen en STEs. “Por tanto, es evidente la actual desconexión de los sindicatos con la juventud. Tenemos que resolver este grave problema”, añade Campos.

“Lo que está claro es que la clase política no debe hacer caso omiso a este toque de atención”, concluye Moreno.

Anuncios

2 Respuestas a “Los ‘indignados’ con la enseñanza toman el megáfono

  1. ¿Cómo puede decir que las propuestas le parecen “decepcionantes”?

    Que un Grupo de Trabajo heterogéneo, en escasas dos semanas (los consensos que se mencionan son del 28 de mayo), sea capaz de darle una vuelta al sistema actual (que hace aguas por todos los lados) y empiece a utilizar el pensamiento colectivo para encontrar caminos de salida, tendría que llamar a los sindicatos a algo más que a emitir consideraciones sobre sus propuestas.

    ¿Cuántos años llevan ustedes trabajando en los problemas educativos? Y seguramente cuentan con expertos más preparados e interlocutores más influyentes que nosotros. Y ¿qué hacen? ¿qué cambian? ¿qué mejoran? Eso sí es decepcionante.

    Señorxs de los sindicatos, salgan de sus despachos y pásense por alguna asamblea de Educación en la placita donde instalan Cortilandia. Vayan, escuchen y entérense… que el toque de atención no es sólo para la clase política.

  2. Pingback: Los ‘indignados’ con la enseñanza toman el megáfono·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s