“Todos esperamos mucho de Obama, pero hay obstáculos”


 

Autor: Jorge Zorrilla

Autor: Jorge Zorrilla

 ENTREVISTA con STEVE COHEN. Congresista del partido Demócrata de los EEUU

AUTORA: Lola García-Ajofrín. Publicado en Magisnet. 10/12/2008
El pasado mes de julio la imagen del congresista Steve Cohen dio la vuelta al mundo cuando pidió perdón públicamente desde el Congreso a los afromericanos por los años de esclavitud y segregación racial. Era la primera vez que el gobierno de los Estados Unidos se disculpaba por las injusticias del pasado. Pero si este judío, –el único de los dos blancos representante en el Congreso de un distrito de mayoría negra– se hizo popular en Norteamérica, fue por establecer en 2004 que todo el dinero de la lotería de Tennessee se destinase a becas educativas. Una singular medida que contribuyó a que a miles de jóvenes fuesen a la Universidad. Cuatro años después de aquello y en un momento en que la ley de la enseñanza Que ningún niño se quede atrás se debate en el Congreso, Cohen ha vuelto a hablar de Educación.

En los próximos días la ley Que ningún niño se quede atrás va a debatirse en el Congreso. ¿Qué modificaciones pretenden al respecto?
Muchos educadores están preocupados con esta ley. Primero porque no ha traído a los colegios el dinero que prometió. Han sido 50.000 millones de dólares de falta de financiación durante la administración Bush, que con la llegada de los Demócratas al Congreso en 2007 hemos prometido compensar en los próximos cinco años. Pero no sólo planeamos financiarla, también pretendemos modificarla porque es lo que desean los educadores. Hemos llegado a una situación en la que es más importante enseñar para el examen y por lo tanto no conseguir los propósitos, que enseñar para los estudiantes. Y son los niños quienes están pagando las consecuencias. También queremos cambiar las evaluaciones para que cada colegio pueda demostrar sus competencias y avances.

¿Y en que van a consistir esos cambios?
Queremos que las pruebas que evalúan a los centros comprendan más que las materias de Matemáticas e Inglés. Pretendemos añadir otras asignaturas que tengan en cuenta aspectos más individuales; que se entienda que los estudiantes de necesidades especiales tienen requisitos distintos y son más difíciles de enseñar; que los colegios donde hay un gran número de alumnos que hablan una lengua distinta del inglés tienen más dificultades para aprender; y que los profesores deben ser evaluados en función del potencial individual de cada uno. Esto requiere un cambio urgente.

¿Cree que la le ley Que ningún niño se quede atrás ha dejado a algún niño atrás?
Indudablemente que ha dejado a niños atrás. En particular a los niños de los barrios más pobres que han sido quizás un poco estafados. Pero no obstante, el Gobierno Federal está poniendo un especial interés en la Educación, quizás más que nunca, y creo en que los próximos años tanto el Congreso Demócrata como el presidente van a hacer que la financiación vaya a los sistemas educativos sin necesidad de “ponerle esposas” a los profesores.

Hace unos días más de un centenar de ministros de Educación se reunieron en un encuentro de la Unesco para hablar sobre Educación inclusiva. ¿Considera que la Educación en Estados Unidos es inclusiva?
Algunas escuelas públicas en América están obteniendo buenos resultados, pero otras no. La mayoría de los colegios que no están consiguiendo los objetivos están en los barrios pobres. Yo represento a un distrito generalmente pobre con una mayoría de afroamericanos y estos colegios tienen más problemas, necesitan más recursos y flexibilidad.

¿Y qué van a hacer para remediarlo?
Considero que las escuelas públicas experimentales –colegios financiadas con fondos públicos pero con una filosofía y currículo independiente– son una buena opción. Y nuestra intención es disponer de más escuelas de este tipo y de más oportunidades para que éstas puedan ser evaluadas dentro de la ley Que ningún niño se quede atrás. Pero los colegios, los grupos educativos interesados y las asociaciones de enseñanza en general están en contra de este tipo de centros, por lo que en la actualidad existen problemas políticos.

La campaña de los Demócratas se basó en el “cambio”. ¿Cuál cree que va a ser el principal cambio de Obama en Educación una vez en el gobierno?
Pienso que la política educativa de Obama va a estar dirigida a un mayor entendimiento del profesorado. También creo que va a haber una mayor financiación de la Educación y más énfasis en garantizar el acceso de los jóvenes a la universidad con ayudas económicas, con el aumento de becas y de los préstamos de bajo interés. Este tipo de oportunidades ya las llevamos a cabo en el Congreso con los conocidos como Programas de Becas Pell que fueron entregados regularmente para facilitar a los jóvenes el acceso a la universidad; y también pusimos más dinero en las facultades históricas de mayoría negra que estaban cortas de recursos. Es necesario otorgar a los estudiantes más dinero del que la administración Bush les ha dado y recortar el interés de los créditos. Esto será más de lo que ocurrirá. Pienso que el gobierno de Obama va a ser muy cercano a los estudiantes y esto es algo muy importante. Una de las cosas por las que se me conoció en Estados Unidos fue por aprobar una medida que determinaba que el dinero de la lotería del Estado de Tennessee fuese a parar a la Educación. Este dinero ha sido la mejor y más brillante oportunidad que se le ha dado a los jóvenes para que sigan estudiando y por lo tanto también para la sociedad.

¿Y cree que la crisis económica va a dejar espacio a todas estas medidas?
Va a ser difícil, muy difícil. Hay muchas cosas que tenemos que hacer en América. En lo referente a ayudar a las personas en Educación; proporcionarles una asistencia sanitaria como el resto de países industrializados tienen, que es algo que Obama quiere hacer; el Paquete de Rescate Financiero; también están Afganistán e Irak; el presupuesto de defensa, que ha crecido; el terrorismo, todavía presente, mira lo que ocurrió en India; y hay zonas en las que el continente americano necesita poner recursos, pero al mismo tiempo sin privar a nuestra gente de las oportunidades para una vida mejor. Por lo que va a ser muy difícil, puede que imposible. Pienso que las personas esperan mucho de Obama, y yo también, pero hay obstáculos. En estos tiempos económicos le va a ser muy difícil hacer las cosas que le gustaría hacer.

¿Piensa entonces que el gobierno de Obama va a ser el cambio que la gente espera?
Creo que sí va a haber un cambio. Pero el cambio es “evolucionario”, no revolucionario. Y pido un poco de precaución porque en América generalmente el cambio viene de la evolución y es lento. Pienso que habrá un progreso, pero no creo que vaya a ser de la noche a la mañana. Y una de las causas es porque no tenemos el dinero.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s