La mejor inversión en tiempo de crisis


En una época de apuros económicos, lejos de apretarse el cinturón, los gobiernos toman conciencia de la importancia de invertir en Educación para salir del bache.
AUTORA: Lola García-Ajofrín. Publicado en Magisnet. 10/03/2009.
A falta de pan… buenos son libros. Así podría modificarse el refrán en estos tiempos de crisis si se atiende a las advertencias de especialistas, que apuestan por la inversión en Educación para salir del bache. Es el caso del clásico informe anual de reformas políticas de la OCDE, Apuesta por el Crecimiento 2009, que llega en uno de los peores momentos financieros de los últimos tiempos y lo hace con claras referencias a la crisis y muchas recomendaciones educativas.

“Aumentar el gasto en Educación podría elevar el potencial de rendimiento”, sentencia rotundamente el estudio, aunque advierte que “los efectos se apreciarán en un largo plazo”. Y para percibir efectos más inmediatos aconseja invertir directamente “sobre la infraestructura educativa”.

Esta recomendación se enmarca dentro de las tres reformas estructurales que según la OCDE podrían beneficiar a las economías en apuros. Y que se centran en aumentar el gasto sobre la infraestructura, elevar la inversión sobre el mercado de trabajo, –“incluídos los cursos de formación obligatorios”–; y reducir los impuestos personales sobre la renta, especialmente sobre las personas de bajos ingresos.

Y esta parece ser la línea que empiezan a seguir algunos gobiernos, que a pesar del aprieto de sus arcas están aprovechando para impulsar la investigación para esquivar la crisis. El pasado 17 de febrero el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama pronunciaba estas palabras: “Estamos haciendo la mayor inversión en Educación de la historia de nuestra nación”. Lo hacía tras firmar el famoso Paquete de Estímulo Económico, que concederá algo más de 90.000 millones de euros a la Educación pública de los norteamericanos, repartidos entre ayuda a los distritos escolares, financiación de la Educación especial y programas para los niños más necesitados o la modernización de los colegios, entre otros. Una medida chocante en tiempos de recortes y que confirmaría la tendencia de los gobiernos de ponerse las pilas en formación para mejorar sus competencias.

Luís Caramés, presidente de la Organización de Economistas de la Educación, es algo más escéptico. “Decir que la inversión en Educación puede solventar la crisis sería un objetivo demasiado ambicioso”, afirma. Aunque reconoce que “puede ayudar a enfrentarse con más conocimiento a las distintas alternativas para encarar estos tiempos”.

Para conseguirlo, el estudio de la OCDE concreta una serie de prioridades políticas que ya han puesto en práctica algunos países. En las edades más tempranas menciona el acceso de los estudiantes en desventaja. Un objetivo que ya es prioridad de las políticas de Australia, Dinamarca, Alemania, Irlanda, Polonia, Suiza y Reino Unido, según la OCDE.

En Primaria y Secundaria enumera diferentes soluciones en función de los resultados de PISA, entre las que destaca la inclusión de más pruebas de diagnóstico, como ya han hecho España y Suecia; más autonomía y responsabilidad, como han incluido Islandia, Luxemburgo y Estados Unidos; mejoras en la formación del profesorado y en la calidad, como han llevado a cabo Grecia, Noruega, Nueva Zelanda y Portugal; mayor financiación y responsabilidad, como las de México, Portugal y Turquía; y reformas de la Formación Profesional, como las de Hungría, Portugal y República Eslovaca. Para la Universidad aconseja más ayudas y préstamos.

También la atención a la innovación es otro de los campos que destaca el informe, como las políticas de 2008 de Italia, Corea y Nueva Zelanda para mejorar la cooperación con las universidades; y de Irlanda, Italia, Corea y Nueva Zelanda, en incentivos y financiación.

Y precisamente de innovación se ha hablado mucho en España en los últimos días. Primero fue el presidente de Rusia, Dimitri Medvédev, el pasado 2 de marzo, que en un encuentro en España, con los rectores de las universidades españolas, iberoamericanas y rusas en el que participó el Rey Juan Carlos I, manifestó que “quienes no invierten en enseñanza, están condenados a quedar en el traspatio de la Historia”.

El motivo de este empeño por la innovación es muy sencillo, según lo explicaba un día después el presidente de la junta directiva de Intel corporation, Crag Barret, en una conferencia en Madrid, tras su paso por una treintena de países. “La inversión en Educación produce como resultado personas inteligentes; y la inversión en I+D permite desarrollar ideas inteligentes”. Por lo tanto, “estos pasos pueden estimular el crecimiento económico, crear más puestos de trabajo y nuevas oportunidades”, expuso.

También la ministra de Ciencia e Innovación, Cristina Garmendia acaba de confirmar que el Ejecutivo aprobará “próximamente” el mantenimiento de la deducción por I+D+i en el Impuesto sobre Sociedades más allá del 2011, que era la fecha límite prevista hasta el momento.

Mientras tanto, Luís Caramés apuesta por el fomento de la enseñanza de Economía en Primaria y Secundaria para afrontar el futuro. Para avanzar al respecto, acaba de reunirse con Julio Segura, presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores y lo hará en breve con miembros de la OCU. Justifica, parafraseando al economista José Luís Sampedro, que “a los niños se les enseña desde pequeños cosas como qué es la calcopirita, pero no tendrán ni idea de lo que es un banco”.

España y Secundaria
Se mencionan las altas cifras de fracaso escolar y de repetición y una limitada autonomía. Y se recomienda introducir pruebas de nivel en todas las regiones, más autonomía y reducir los criterios para que las familias de bajos ingresos soliciten ayudas de estudio.

Finlandia y la Universidad
Es prioridad bajar la media de edad de los estudiantes universitarios, que está actualmente entre las más altas de Europa.

Autonomía en Francia
La autonomía universitaria ha sido prioridad en 2007. También se recomiendan más préstamos para estudiantes.

Financiación en Italia
La OCDE recomienda más préstamos y elevar la financiación privada en la universidad italiana para elevar el éxito.

Rendimiento noruego
En Noruega es prioridad mejorar el rendimiento educativo y el coste-eficiencia, como ocurre en Polonia.

Becas en Alemania
Más responsabilidad y becas junto a la Educación Infantil son prioridad en Alemania.

La Lengua en Luxemburgo
Se recomienda más autonomía escolar y mejorar la enseñanza de Lengua.

Tecnología en Grecia
Mejorar la calidad de la enseñanza y la tecnología.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s